La animación no es cosa de niños y, en rigor, se trata de una disciplina creativa que trasciende el más puro entretenimiento. De hecho, los videos animados pueden convertirse en excelentes aliados para que el crecimiento de tu compañía y para alcanzar la tan siempre deseada rentabilidad de un proyecto, en cualquier rubro. En esta nota repasaremos cuáles son las ventajas de los videos corporativos para los cuales se emplean técnicas de animación, una herramienta que hay que considerar con firmeza a la hora de encarar una campaña de marketing digital.

Una de las mayores ventajas de los videos que son animados en el marco de una campaña de marketing digital es su excelente maridaje con otras acciones en este terreno, como la optimización de una página web siguiendo los consejos de especialistas en SEO, las campañas Adwords, Facebook Ads, la creación de contenido específico para blogs, etcétera. En este sentido, los expertos en posicionamiento lo dicen con todas las letras: ¡A Google le gustan los videos! Esto quiere decir que el gran motor de búsquedas web privilegia aquellas páginas que contienen videos.

Entonces, ¿por qué elegir un video institucional animado en vez de uno clásico (con imágenes reales de la empresa, por ejemplo)? Tal como explican desde Gou Video, un especialista en videomarketing, los videos animados ofrecer a los creativos un campo mucho más amplio y versátil para trabajar, y en este sentido abren paso a un producto final que resulta ideal para mostrar las características de una empresa, de sus productos y/o servicios.

En esta misma línea, el mencionado especialista dice que los videos corporativos animados presentan la virtud de que son percibidos por los espectadores no como una publicidad sino como un entretenimiento. ¿Qué quiere decir esto? Que resultan más llamativos, que no son abandonados a los pocos segundos de reproducción, y que el mensaje se fija de un modo mucho más efectivo.

Al hablar de marketing digital es insoslayable mencionar que el 90 por ciento de los internautas consume contenido en forma de video y que éstos son una de las claves a la hora de tomar decisiones de compra. Así, podemos afirmar que los videos son una de las más poderosas herramientas del marketing contemporáneo pues ofrecen un excelente retorno de la inversión.

Hay que decir que no solamente Google adora los videos. También gustan al ojo humano que, según indican expertos en comportamiento online, es mucho más propenso a retener conceptos vistos en videos que leídos en formato de texto. Una vez más, la variante animada se destaca por la sencillez con la cual puede transmitir ideas y propuestas. ¿Será que, en definitiva, nuestro cerebro sigue siendo seducido por las animaciones, manteniendo un “espíritu de niño”?

Lo cierto es que los videos que son animados exhiben un don fundamental: son capaces de transmitir con claridad incluso a propuestas que no son claras per se. Siguiendo el célebre refrán, si “una imagen vale más que mil palabras”, un video animado vale más que una simple imagen.

Por ello, a la hora de encarar una campaña para profundizar la pisada de una empresa en el mundo digital, es más que recomendable explorar los alcances del videomarketing, acercarse a agencias especializadas en este terreno, y consultar respecto a la realización de un video institucional animado, grandes laderos del branding empresarial. Y con resultados que se perciben al poco tiempo.